top of page
Buscar

Los perros de la Finca La Carolina


Los momentos que compartimos con los animales de la finca la Carolina son igual de gratos que la experiencia de descubrimiento y asombro que tenemos cuando vamos al campo colombiano y nos encontramos por primera vez con su variada flora y fauna. En el caso de la finca La Carolina, los perros que viven en ella han ocupado un buen listado de esos buenos momentos que queremos que se repitan una y mil veces más.


Desde que tengo memoria, en la finca siempre ha vivido al menos un perro, pero mi experiencia con ellos ha cambiado. Cuando era pequeña solo iba a la finca de manera esporádica, y para mí los perros eran completos extraños y les tenía miedo (¡y era alérgica a ellos!). Con el paso del tiempo he podido ir de manera más recurrente a la finca y compartir con los perros, y ahora no me imagino cómo sería esta sin ellos (y la alergia ya no es tan grave :)).


Uno de los perros con los que comencé a tener gratos recuerdos fue Rex. Rex no era local. Él había nacido en Neiva en 2001 y durante una buena parte de su vida acompañó a mi papá por diferentes lugares de Colombia. Después de esta vida activa, llegó su momento de retiro, y la finca la Carolina se convirtió en su nuevo hogar. Estando allí, Rex se convirtió en el primer acompañante oficial de recorridos por la finca. Disfrutaba mucho del campo y de acompañar a mi papá. Odiaba que le tomaran fotos.


Y en este momento la finca cuenta con una nueva manada: Pretty (o Priti), Muñeca, Tarzan, Lulu, Shakira.


Pretty es la más vieja de toda la manada y es la más amorosa de todos. Nos la regalaron unos tíos y viene del departamento de Boyacá, Colombia. El recuerdo más reciente que tengo con Pretty es de un día en el que decidí irme sola a recorrer la finca para tomar unas fotos de nuestros productos Savia Grata. Yo juraba que conocía muy bien la finca, hasta ese día en que me perdí. Yo estaba tranquila pero equivocada yendo por el lado que no era, y recuerdo Pretty tomando la delantera y cambiando de dirección hasta encontrar el camino principal.


Muñeca y Tarzan son hijos de Pretty y nacieron en la finca. Al igual que la mamá, son unos perros amorosos y les encanta acompañarnos durante recorridos en la finca. Ellos son los que más usan el sombrero de 'guardianes' de la finca, pero saben moverse muy bien entre ser tranquilos y dejarse consentir, a estar alerta cuando alguien extraño visita la finca. Uno de los hábitos extraños y curiosos de Tarzan, le encanta deslizarse por las empinadas montañas de la finca. Sí, literalmente de desliza. Y muñeca es una hermosa compañía y es impresionante sus rutinas. Al menos durante los últimos dos años Muñeca sabe cuando estamos en el carro listo para regresar de la finca a Bogotá y siempre nos acompaña delante e la camioneta hasta la salida de la finca. Siempre para, nos mira, orina en el mismo lugar, y se devuelve.



¡Y luego tenemos a Lulú y a Shakira! Lulú fue un regalo de una prima y es muy consentida. Quiere acaricien que la a todo el tiempo. Siempre consigue el visitante que se encariña con ella y hace lo que ella le pide. Y Shakira (¿creo que el nombre fue por color del pelo? en realidad no sé 😅), es la miembro más nueva de la finca. El administrador de la finca la encontró abandonada y la acogió. Ella no recorre tanto la finca como los demás perros, pero cuando viene la época de recolección de café le gusta ir a acompañar a los recolectores y hacerles compañía bajo la sombra de matas de café.



Y espero que haya sido un gusto conocer los perros de la finca. Detrás de cada producto Savia Grata hay momentos como estos, invisibles para muchos, pero que contribuyen mucho a que amemos nuestro oficio ¡Y algún día tú podrás conocer a estos personajes en persona!

28 visualizaciones0 comentarios

Comments


Post: Blog2_Post
bottom of page